Experiencia jurídica y audiencia al cliente

ADSOFT nace en el año 1.986 por la inquietud de un abogado que aspiraba a aplicar las nuevas tecnologías, nacientes por esas fechas, a su propio despacho profesional y, posteriormente, el de una Procuradora de los Tribunales

Buscando como objetivo el desarrollo de aplicaciones informáticas para despachos de abogados y procuradores, sin apenas proponérselo, comienza a difundirse en despachos, donde los propios profesionales que lo disfrutan van aportando ideas para la mejora del producto.

La continua audiencia a los profesionales ha constituido, constituye y va a seguir constituyendo la razón de ser de la empresa, y prueba de ello lo representan las contínuas modificaciones y mejoras que se introducen en la aplicación, alejándose de un programa estático y anclado en versiones inamovibles.